Sobre LA CARE

LA CARE (por sus siglas en inglés) considera la promoción de servicios de cuidado y apoyo, la investigación, y la educación componentes esenciales para abordar las desigualdades que se encuentran con respecto la enfermedad de Alzheimer (EA) en la comunidad latina.

 
Liliana.jpg

Proveedores de Cuidado Familiar

Encuentre más información en el Directorio de Recursos

La_Care.jpg

profesionales

Colabora con nosotros

 

La necesidad urgente de promover y amentar los servicios de cuidado y apoyo coincide con el aumento de personas afectadas por la EA en los Estados Unidos, independientemente de la raza o el origen étnico. Los latinos sufrirán una carga desproporcionada dado su mayor riesgo y los retos que enfrentan. 

Los servicios de cuidado y apoyo pueden hacer una gran diferencia en la vida diaria de las personas con la EA y sus familias quienes les proporcionan cuidado. Por lo tanto, es necesario asegurar que estos servicios de cuidado y apoyo sean accesibles a familias latinas. 
 

 

El número de latinos  diagnosticados con la EA aumentara un 600%, alcanzando un estimado de 1,3 millones para el año 2050 (Asociación de Alzheimer, 2010).

Personas latinas que proporcionan cuidado a alguien con la EA reportan niveles más altos de tensión financiera y estrés emocional en comparación a los  cuidadores blancos no latinos (NHCOA, 2017). 

 

En general, los latinos están poco representados en la investigación médica. Esto también es el caso en las investigaciones de la EA. Las investigaciones tienden ser inaccesibles para la población por una variedad de razones incluyendo: desconfianza en las investigaciones, falta de conocimiento sobre las oportunidades de investigación o barreras lingüísticas. Los estudios que existen sobre este tema muestran una desigualdad significativa y pautas alarmantes.

Es importante examinar estas estadísticas críticamente ya que existen brechas significativas en la investigación sobre la EA y los latinos. Por ejemplo, la mayoría de los estudios previamente mencionados tratan a la población latina como un grupo homogéneo y tienden a concentrarse en las regiones noreste y suroeste del país. Por lo tanto, más investigaciones sobre la EA que toman en cuenta los diferentes subgrupos, el estatus migratorio, y el lugar de residencia en los Estados Unidos son necesarias. También se necesitan más estudios que documenten las experiencias de las personas y los familiares quienes cuidan a los latinos con la EA.

 

Los latinos son 1,5 veces más probables de desarrollar la EA o una demencia relacionada  que los blancos no-Latinos (Asociación de Alzheimer, 2010). Este mayor riesgo se puede atribuir a las altas tasas en la población latina de enfermedades cardiovasculares y factores de riesgo (tal como la hipertensión, diabetes y enfermedades del corazón), que también son factores de riesgo conocidos para la EA. Segundo, los latinos tienen un promedio de vida larga que otros grupos étnicos, y la edad es el mayor factor de riesgo conocido para la AE (Alzheimer Association, 2010).

Algunos estudios sugieren que los latinos presentan síntomas de la EA cuatro a siete años antes que los blancos no latinos, 67 vs. 74 años respectivamente (University of Pennsylvania, School of Medicine, Christopher M. Clark, M.D., Presented in ICAD; Younger age of dementia diagnosis in a Hispanic population in southern California, International Journal of Geriatric Psychiatry, Jun 2014).

 

Los latinos carecen o tienen acceso limitado a información sobre la EA y las demencias relacionadas. Esta falta de información comienza desde las maneras de proteger su salud cerebral a un conocimiento preciso acerca de la misma EA.

En el caso donde una persona obtiene un diagnóstico formal, la falta de información sobre la EA y su progresión resulta en la falta de planificación para el futuro (asuntos de atención médica, legales y financieros) lo cual tiene consecuencias serias para la calidad de vida de la persona con la EA y la persona quien le proporciona cuidado. En consecuencia, los latinos quienes toman el papel de proporcionar cuidado pueden estas estar completamente equipados para encargarse de cuidado de una persona con Alzheimer. Esto incluye temas de seguridad, comunicación, y comportamientos problemáticos cuando se cuida a alguien en casa.

 

Por lo general los adultos mayores latinos y las personas quien les proporcionas cuidado no tienen conocimiento sobre los factores de riesgo para la salud del cerebro, reconocer los signos de advertencia de la EA, o el diagnóstico y tratamiento de la demencia  (NHCOA, 2013). La falta de conocimiento sobre las señales de advertencia de la EA resultar en un retraso en el diagnóstico, atención médica y limita las opciones de tratamiento. Aunque los latinos suelen asociar la EA con la de pérdida de memoria, muchas veces no tienen información acerca de complicaciones o tratamientos disponibles. 

Aunque el número de recursos educativos sobre la enfermedad de Alzheimer y cuidados disponibles en Español (por ejemplo, los folletos de la EA por ADEAR e y el manual del cuidador, el portal Español de la Asociación de Alzheimer) está aumentando no se compara a los recursos disponible en inglés. Esta brecha en el conocimiento y la información es perjudicial para la salud de latinos de la tercera edad, las personas y sus familiares quienes les proporcionan cuidado, y la comunidad, en general. Además, la educación de salud relacionada con la EA es fundamental para abordar el estigma y la idea falsa que es una enfermedad mental aumenta las barreras para recibir un diagnóstico y tratamiento.

 

Corre la voz

Hable con su familia y amistades sobre LA CARE. No hay mejor manera de tener impacto que convertirse en un defensor activo ud. mismo.Únete a nosotros y has la diferencia. 

 

Eventos


Noticias